El consenso y la unidad constitucionales, en cifras

Con ocasión del 40º aniversario de la Constitución Española y los debates acerca de la política de la época, me he puesto a repasar un estudio que realicé sobre las votaciones en el Congreso de los Diputados del borrador de la Carta Magna para poder compartir algunas pautas.

Como es bien sabido, el consenso entre partidos políticos caracterizó el proceso de elaboración y aprobación de la Constitución. Pero también se sabe que ese consenso no significó que los actores políticos estuvieran al 100% de acuerdo con los compromisos alcanzados y que no todos los partidos participaron por igual en esa política, como también mostrarán mis datos. Lo que quizás es menos conocido es que la elaboración de la ley de leyes se caracterizó también por la unidad intra-partidista -no había mucha división dentro de los partidos-, al menos a la hora de votar.

Hablemos de los partidos. En 1977, la ahora desaparecida Unión de Centro Democrático (UCD) ganó el 47,4% de los escaños y formó un Gobierno minoritario. El PSOE obtuvo el 33,7% y fue el principal partido de la oposición. Les siguieron los comunistas del Partido Comunista de España (5,4%) y la derechista Alianza Popular (4.6%), partido lanzado por ex ministros de los gobiernos franquistas y antecesor del PP. También obtuvieron representación la alianza Pacte Democràtic de Catalunya (3,1%), que fue una semilla de la futura CiU, el Partido Nacionalista Vasco (2,3%) y varios diputados de otros partidos pequeños.

[Recibe diariamente los análisis de más actualidad en tu correo electrónico o en tu teléfono a través de nuestro canal de Telegram]

En el Congreso de los Diputados se han de formar grupos parlamentarios que se suelen corresponder con los partidos, pero hay excepciones. El Grupo Mixto contiene diputados de varios partidos, y Minoría Catalana acogía a los diputados de Pacte Democràtic de Catalunya, además de dos diputados catalanes de distinta ideología. En esa época, los socialistas formaron dos grupos: Socialista del Congreso y Socialistes de Catalunya. En mi análisis sumo los dos y, por tanto, la suma total es de siete grupos: UCD, PSOE, PCE, Alianza Popular, Minoría Catalana, PNV y Mixto. Para mostrar las pautas, analizo las votaciones al dictamen del proyecto de Constitución en el Pleno del Congreso de los Diputados de julio del 1978.

En primer lugar, como me interesa medir el consenso alcanzado, estudio las 191 votaciones a artículos y enmiendas aprobadas; esto es, la sustancia del borrador aprobado. Hubo un consenso muy alto entre los diputados y partidos políticos. Como media, los votos a favor supusieron el 93% del total. El 35% de las votaciones se aprobó con el apoyo de los siete grupos; el 59%, con el de seis o más, y el 91%, de cinco o más (el voto del grupo se refiere al voto mayoritario del grupo). En el 93% de los casos contaron con el apoyo del partido en el Gobierno (UCD) y del principal partido de la oposición (PSOE), los partidos más importantes de la derecha e izquierda, respectivamente.

¿Qué partidos formaron parte del consenso con sus votos a favor? La UCD votó que sí en el 99% de las votaciones, seguido por el PSOE (94%), la Minoría Catalana (93%), el PCE (91%), Alianza Popular (56%) y PNV (55%). Por lo tanto, estos dos últimos destacaron por las negativas. Sin embargo, hay una diferencia clave en sus comportamientos: a menudo el PNV no formó parte del consenso porque nadie del partido votó. Todos sus diputados se ausentaron en 71 de las 191 votaciones. A modo de comparación, la media de los diputados que votaron por partido es la que sigue: Minoría Catalana (88%), PCE (83%), PSOE (83%), UCD (80%), Alianza Popular (74%) y PNV (42%).

En segundo lugar, me interesa medir la unidad de cada partido en las votaciones. Para este análisis profundizo en todas las votaciones de enmiendas y artículos aprobados y rechazados, que son 304. Como los diputados tienen tres modalidades de voto (sí, no y abstención), utilizo para medirlo el índice de acuerdo, con la unidad (1,00) como resultado más alto. Se calcula como sigue: se resta la suma de las modalidades minoritarias al número de la mayor y se divide por el número de votos total.

Lo que se observa es la alta unidad intra-partidista. El PCE alcanzó el 0,99, seguido por Alianza Popular (0,97), PSOE (0,97), UCD (0,96), PNV (0,96) y Minoría Catalana (0,81). El menor acuerdo de la Minoría Catalana refleja la naturaleza multi-partidista del grupo parlamentario durante esta época.

Por lo tanto, la elaboración de la Constitución se caracterizó por el consenso (aunque no absoluto) inter-partidista e intra-partidista. Además, es difícil imaginar que el consenso hubiera sido posible sin la unidad.

(Basado en ‘Interparty Consensus and Intraparty Discipline in Spain’s Transition to Democracy‘)

Autoría

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.