La comunicación, uno de los grandes desafíos del nuevo Gobierno argentino

Si los pronósticos se cumplen y Alberto Fernández es ungido como el nuevo jefe de Estado, el peronismo deberá gobernar en un contexto VUCA: volatilidad, incertidumbre (uncertainty en inglés), complejidad y ambigüedad), además de con conflictos socio-políticos en la región y contextos económicos adversos. En este sentido, y entendiendo la comunicación como forma en que la política se hace pública, la gestión comunicacional del nuevo Gobierno será clave para lograr alcanzar objetivos y poder tomar las decisiones que sean necesarias:

  • Comunicación para generar consensos: un Gobierno debe comunicar con la vista puesta en generar los necesarios para poder llevar adelante políticas públicas que estén respaldadas socialmente por la mayor cantidad de personas posible. En el caso argentino, el que salga de la jornada electoral tendrá el desafío de instrumentar reformas estructurales. El reto comunicacional será lograr mantener el apoyo de gran parte de la población (y puertas adentro del mismo espacio político), aun teniendo resultados adversos en el plano económico.
  • Comunicación para gestionar expectativas: si bien el oficialismo logró efectivamente disminuir el déficit primario, incumplió el resto de sus grandes promesas económicas. Después de cuatros años de un Gobierno que basó su línea discursiva en pedir sacrificios a la población, una nueva gestión, inclusive si triunfa el ‘macrismo’, tendrá un desafío enorme a la hora de comunicar en una economía que no parece que vaya a mejorar en el corto plazo. “Vamos a poner a la Argentina de pie”, prometió Alberto Fernández durante toda la campaña. Por ahora, otra promesa, más de campaña que de realidad.
  • Comunicación para generar credibilidad: cuando un relato gubernamental no se sustenta en cambios empíricamente verificables por la sociedad, su credibilidad comienza a irse a pique. Las buenas intenciones no alcanzan para gobernar. Argentina, a partir del 10 de diciembre, tendrá que revalidar sus credenciales locales e internacionales para poder recuperar no sólo el crédito financiero, sino también la confianza necesaria en un momento en el que el mundo pone en duda absolutamente todo. Para esto, la comunicación será clave. Del storytelling al storydoing.
  • Comunicación para diferenciarse del pasado: “No somos lo mismo”, dijo Mauricio Macri en el último debate presidencial. “Definitivamente no nos parecemos en nada, señor presidente, gracias a Dios”, contestó Alberto Fernández. Mientras tanto, los otros cuatro candidatos eran testigos de una discusión en la que se repetía el ellos y nosotros, una clara estrategia de comparación explícita y comunicación negativa por parte de ambos. El oficialismo basó toda su comunicación de Gobierno en la polarización con Cristina Kirchner: “el pasado”, “la corrupción kirchnerista”, “el populismo”. La grieta pudo ser útil en momentos donde no había demasiadas buenas noticias que dar, pero su efectividad se acabó cuando el malestar económico pasó a encabezar la agenda. Si Fernández efectivamente es elegido presidente, su gran desafío no será tanto diferenciarse de Mauricio Macri sino de su propia compañera de fórmula, Cristina Kirchner.

[Recibe diariamente los análisis de más actualidad en tu correo electrónico o en tu teléfono a través de nuestro canal de Telegram]

Así y todo, Argentina volverá a votar, sosteniendo ininterrumpidamente un proceso democrático que se recuperó en 1983 y que ya lleva más de 30 años sin ninguna denuncia que haya puesto en tela de juicio el resultado definitivo de los comicios. El domingo que viene habrá ganadores y perdedores, pero el lunes el país tiene que continuar y son muchos los retos por delante. Uno de ellos, el de la comunicación.

Autoría

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.