López Obrador, Morena y la Cuarta Transformación

Las elecciones federales de 2018 en México fueron críticas porque alteraron el statu quo y desdibujaron el sistema de partidos de la transición. La erosión de este sistema de pluralismo moderado producto de la democratización fue el resultado de un doble movimiento: por un lado, la crisis de las formaciones tradicionales y la emergencia del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena); y, por otro, el gradual des-alineamiento del electorado mexicano de los tres partidos mayores: Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD). Morena ha crecido sobre todo a costa del PRD, el que fuera uno de los partidos centrales de la transición y el referente más importante de la izquierda mexicana. Buena parte de los liderazgos perredistas, sus operadores territoriales y sus bases sociales pasaron a las filas morenistas bajo el liderazgo de López Obrador. 

El triunfo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en su tercer intento por ganar la Presidencia está anclado en una nueva fractura sintetizada en el viejo orden vs. anti-elitismo y neoliberalismo vs. izquierda nacionalista. El lopezobradorismo se estructura a partir de una narrativa anti-elitista y anti-establishment, construida desde la óptica de una izquierda nacionalista que se concibe como una mayoría cuya misión es propulsar reformas sociales dirigidas a la población pobre, víctima de las élites depredadoras, y combatir la corrupción. Es una lucha de los portadores de la austeridad republicana contra el lastre que dejó lo que Amlo ha llamado “la mafia en el poder”, es decir, los partidos antiguos. La austeridad republicana es la bandera principal de la llamada Cuarta Transformación (4T), cuya misión es la renovación moral del Estado y la nación en el contexto de una crisis de derechos humanos, altos índices de inseguridad, fortalecimiento de los cárteles de drogas y corrupción de los gobiernos de la post-transición

La situación política y social erosionaron la legitimidad de los tres partidos centrales de la transición, que durante cerca de tres décadas habían concentrado alrededor del 80% de los votos. El surgimiento de Morena en 2014 precipitó la crisis de este formato y abrió el escenario de un posible tránsito hacia un sistema de partido predominante, entendido como aquél que gana elecciones consecutivas y produce gobiernos mayoritarios. ¿Cuáles son los mecanismos de la predominancia? Todo indica que las acciones del Gobierno y del presidente, junto con la crisis de los partidos antiguos y su incapacidad para recomponerse a corto plazo, serán los factores clave que podrían consolidar este tipo de sistema, más que el fortalecimiento de la maquinaria de Morena, un partido nuevo, que tiene que procesar los intereses de la diversidad de grupos y liderazgos que lo componen.

Disminución del número efectivo de partidos

Amlo obtuvo una amplia victoria en las elecciones de 2018 como candidato de la Coalición Juntos haremos Historia (Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social), ganando el 53,19% de los votos. Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano) obtuvo el 22,27% de los votos y José Antonio Meade, de la coalición Todos por México, (PRI, PVEM, Panal), el 16,40%. Finalmente, el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón logró el 5,23%.

[Recibe diariamente los análisis de más actualidad en tu correo electrónico o en tu teléfono a través de nuestro canal de Telegram]

Amlo ganó en 31 de los 32 estados en 2018; solamente en Guanajuato lo hizo el panista Ricardo Anaya, con el 41,74% de los votos y, con ello, una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre López Obrador. Los resultados por Estado muestran diferencias importantes. En Nuevo León la ventaja de AMLO sobre Anaya fue de apenas un 0,73%, lo cual indica que la elección fue altamente competitiva y que la presencia de Morena en ese estado es relativamente débil. Otro de los estados con elecciones altamente competidas fue Aguascalientes, donde la diferencia entre Juntos Haremos Historia y la Alianza por México al Frente, fue de ocho puntos porcentuales.  

Al calcular el número efectivo de partidos de acuerdo al índice Molinar tomando los resultados de las elecciones presidenciales, solamente dos organizaciones tienen peso en la competencia en 2018: 1,8689 partidos en promedio, un número similar al que se presentaba antes de la transición. El partido en competencia con Morena es el PAN.

Elecciones presidenciales: Número efectivo de partidos

ElecciónIM
19881.8239
19941.8153
20002.3194
20062.8156
20122.8024
20181.8689

Fuente: Elaboración propia con datos del INE.

Así como se redujo el número efectivo de partidos, el Congreso quedó controlado por Morena y sus aliados, el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social; juntos suman 308 de 500 curules para la Cámara Baja.  Para el Senado, al coalición obtuvo 69 de 128 escaños. El PAN quedó como segunda fuerza, con 81 curules, el PRI con 45 y el PRD con 21. Los ahora partidos opositores quedaron en una posición desfavorable para hacer contrapesos al Gobierno de la Cuarta Transformación.

La Cuarta Transformación 

El ideario de la llamada 4T incluye alrededor de 50 temas, muchos de los cuales se pueden resumir en la propuesta de austeridad republicana. El presidente ha creado una arena política dividida entre las élites y quienes han sido víctimas de las mismas. Por iniciativa presidencial, el Gobierno ha reducido los salarios del propio presidente, legisladores, secretarios y alta burocracia y ha suprimido lo que considera privilegios como el avión presidencial, coches, chóferes, seguro médico, entre otros. En el punto 32 de las 50 acciones y temas de la 4T, “ningún funcionario, sin causa de emergencia, podrá ordenar cerrar calles, detener el tráfico o pasarse los altos o estacionarse en lugares prohibidos”. El objetivo es llevar a cabo una renovación moral del Estado acompañada de una paradójica reducción del presupuesto a varias instituciones, como es el caso de algunos hospitales, para hacer una limpieza de la corrupción.

También se propone como prioridad la lucha contra la pobreza y la desigualdad a través de los programas sociales.

Un asunto de particular importancia para pensar en el escenario de un posible tránsito hacia un sistema de partido predominante es la creación de ‘superdelegados’ para distribuir los fondos de los programas sociales. Esto supone la sustitución de los intermediarios de la Secretaría de Desarrollo Social por estos superdelegados nombrados por el presidente en cada Estado. El Congreso aprobó esta figura y se convertirán en el enlace entre las secretarías y los gobiernos estatales. Tendrán a su cargo la coordinación e implementación de planes, programas y acciones para el desarrollo integral, funciones de atención ciudadana, la supervisión de los servicios y los programas a cargo de las secretarías, las dependencias y entidades. 

La medida ha generado fundadas críticas, en particular de los gobernadores de la oposición, en tanto dejarán de tener control sobre estos recursos que ahora estarán bajo el mando presidencial y seguramente serán, en la práctica, operadores electorales de Morena. De hecho, prácticamente todos los superdelegados fueron coordinadores de campaña de este partido y muy probablemente saldrán de ahí candidaturas con un capital político relevante. La forma en la que se están operando los programas sociales le están asegurando a Morena una clientela electoral a largo plazo. María Amparo Casar (2019) calcula poco más de 23 millones de beneficiarios (de un padrón aproximado de 89,9 millones) que serán votos seguros en las elecciones intermedias de 2021.

Los programas más importante son Pensión para el bienestar de las personas adultas mayores, con el doble del monto de hace un año (tiene 9,78 millones de beneficiarios). Jóvenes construyendo futuro: dirigido a jóvenes que ni estudian ni trabajan y a estudiantes de nivel superior de escasos recursos (2,6 millones). Beca universal para estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez (5,24 millones de estudiantes) (Casar, 2019).  Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente (siete millones). En total, los beneficiarios suman alrededor del 27% del padrón electoral. Clientela segura del partido del presidente.

Morena y la oposición partidista

Morena es un partido nuevo, portador de la 4T, que aglutina una diversidad de organizaciones sociales y personajes políticos (maestros, artistas, estudiantes, disidentes de los otros partidos) cuyo reto más importante es consolidarse como una organización independiente del liderazgo de López Obrador. A pesar de esta debilidad de origen, se puede afianzar como un partido predominante gracias a las medidas del Gobierno de la 4T y a la debilidad de sus opositores.

El PRD está al borde de su extinción. En las elecciones locales de 2018 perdió uno de sus bastiones, la Ciudad de México, y ha sido incapaz de contener la fuga de líderes. El PAN tiene que reinventarse como oposición. Se encuentra sin rumbo programático, pagando los costes del Gobierno de Felipe Calderón, sin liderazgos y sumergido en divisiones internas. El PRI, otrora partido hegemónico, cuenta con una historia exitosa de re-adaptación y aprendizaje de sus derrotas, pero tiene que remontar un desprestigio sin precedentes debido a la corrupción, la crisis de derechos humanos y la profundización de la violencia e inseguridad durante la etapa de Peña Nieto.

En el Congreso, los partidos de oposición tienen un foro para criticar al Ejecutivo pero, dada su situación numérica, no pueden frenar las iniciativas del partido gobernante. En el mejor de los casos, han logrado negociar cambios menores a alguna de sus iniciativas, como fue el caso de la creación de la Guardia Nacional. Simplemente, están desdibujados del debate público. Aunque queda por analizar elecciones futuras, es muy probable que Morena gane las elecciones locales por venir y las intermedias de 2021

Autoría

1 Comentario

  1. Sergio Tamayo
    Sergio Tamayo 09-18-2019

    Excelente reflexión, objetiva y crítica

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.