Paisaje y líneas eléctricas: sí, pero aquí no

La implantación de líneas eléctricas no debe ser una barrera para cumplir con los planes en renovables de la transición energética. No es posible cumplirlos si no se amplía la Red de Transporte de Energía Eléctrica Nacional que permita la presencia de muchos pequeños, medianos y grandes productores, que garanticen un mix renovable (solar, hidroeléctrica, eólica, biomasa) diversificado y adaptado a los diferentes territorios.

Un escenario renovable implica también algunos cambios sociales. La percepción social de las instalaciones de generación renovable está condicionada positivamente por los beneficios ambientales que produce. En cambio, las líneas eléctricas que hacen posible precisamente el escenario renovable están condicionadas por sus impactos, especialmente el que produce sobre el paisaje. A diferencia de lo que ocurre con las carreteras o los trenes de alta velocidad, existe una gran contradicción cuando se relaciona su fin social con su impacto sobre el medio ambiente. Los trenes de alta velocidad tienen una mejor aceptación por la población local que las líneas eléctricas a pesar de que su impacto ambiental es infinitamente mayor e inferior, quizá, la utilidad que proporciona su fin social. Las líneas eléctricas ocupan poca superficie, se limita al terreno ocupado por los apoyos, siendo no significativa la destrucción de recursos ambientales en la mayor parte de los casos. No tienen efecto barrera ni de fragmentación de ecosistemas y no se producen emisiones ni residuos asociados a su operación y mantenimiento. El impacto de las líneas eléctricas puede llegar a resultar nulo sobre los factores físicos y biológicos.

La población afectada por el proyecto no da importancia a los objetivos ligados a la necesidad de su construcción, a una necesidad que perciba como suya, ni a plantearse que detrás del interruptor de sus casas debe existir una de las más complejas sofisticadas industrias para hacerles llegar la energía. Exigen, como ciudadanos, los efectos de la electricidad, pero protestan al mismo tiempo por las causas. Quieren este servicio público, pero rechazan su implantación. Con enorme acierto, los anglosajones bautizaron esta contradicción como efecto nimby, que se corresponde con las siglas inglesas not in my back yard y que alguien tradujo felizmente al español como efecto span: sí, pero aquí no.

[En colaboración con Red Eléctrica de España]

Cambiar esta percepción es una tarea necesaria ante los nuevos retos de la transición energética; que requiere, a su vez, la aplicación de nuevos enfoques analíticos por el grado de complicación que se produce al solaparse las cuestiones económicas, sociales y ambientales; especialmente del paisaje.

Una línea eléctrica de transporte es un servicio público y, como tal, los recursos asignados a la misma deben de ser asignados de forma eficiente. Y para que esto sea así, han de cumplirse ciertas condiciones. Cuando alguna de ellas no lo hace, se habla de un fallo de mercado. Enterrar toda la longitud de una línea eléctrica de transporte puede significar un fallo de mercado.

Las propuestas de enterramiento de las líneas eléctricas de transporte demandadas por ciertos sectores de la sociedad para que no se vean afectarán directamente a las medidas y los acuerdos adoptados para reducir las emisiones a la atmósfera. El soterramiento de las redes eléctricas lleva aparejado un importante aumento del coste de este servicio público que ningún país puede permitirse. Otra cosa es que, en determinadas circunstancias, algunos tramos puedan construirse bajo tierra. Aparte de que se tienen grandes problemas técnicos, no es baladí decir que incluso se incrementarían innecesariamente los impactos sobre el medio ambiente e incluso el paisajístico. Por eso creo que el impacto sobre el paisaje tiene que ser abordado con urgencia en el momento en que se encuentra la transición energética.

[Recibe diariamente los análisis de más actualidad en tu correo electrónico o en tu teléfono a través de nuestro canal de Telegram]

Independientemente del punto de vista con que se enfoque el análisis del paisaje, lo más importante en la práctica es la comunicación que transmite. Ésta requiere de una serie de elementos para poder desarrollar las ideas, los inventos y las actividades. Necesita un código para que pueda producirse. Si el receptor no entiende el código del mensaje emitido por el emisor, no existirá entonces comunicación.

El paisaje utiliza tres tipos de códigos: estético, ambiental (ecológico o geográfico) y sensible (escenario de la actividad humana). Estos tres puntos de vista no son independientes. Lo estético del paisaje ayuda a observar la naturaleza, a descubrirla y a conservarla (ambiental), dotándola de valores sentimentales que no son suyos, sino de quien mira la imagen (escenario de la actividad humana).

La música se escribe con una serie de puntos y líneas que sólo puede ser leída por las personas que conocen ese lenguaje. Para el resto no tiene ningún sentido. Un músico, un pintor o un fotógrafo, aplicando una serie de técnicas y conocimientos, puede producir objetivamente distintos sentimientos al oír o contemplar su obra. Para dar a entender lo que quiere transmitir, el músico no sólo tiene que saber leer la partitura del artista que la escribió, sino marcar los ritmos y actuar de una determinada forma según el interés que persiga en su comunicación. Si la audiencia es experta en composición musical, si sabe descomponer y descifrar el lenguaje como lo hace el músico, la comunicación fluirá a la perfección. Si el músico quiso transmitir tranquilidad o nerviosismo, la audiencia lo recibirá del mismo modo de manera objetiva. Pero también podrá transmitirlo, objetivamente para él, pero desde un punto de vista subjetivo para una audiencia que no conozca el lenguaje musical. En los dos casos se establece comunicación; en el primero, de manera objetiva, y en el segundo, de forma subjetiva.

El impacto es un cambio que se produce en el paisaje. Puede ser positivo o negativo (detracciones). Integra, en mayor o menor medida, los impactos ambientales sobre el resto de los factores del medio. Aglutina prácticamente todos los factores físicos, biológicos y socio-económicos y se desarrolla a través de disciplinas legales, ambientales y culturales que obligan a su pormenorizado análisis. Por eso, el paisaje puede ser considerado como un buen indicador ambiental; quizá el mejor.

El problema no es simplemente el de implantar una línea eléctrica que, a priori, vaya a tener impacto visual en el medio, sino el que se pueda producir un cambio de las condiciones en que la humanidad y los ecosistemas se han ido desenvolviendo a lo largo del tiempo (impacto paisajístico). No se piense, sin embargo, que esta diferenciación del impacto sobre el paisaje es tan clara y sencilla como parece a primera vista. Los fenómenos de impacto paisajístico y visual suelen ir unidos.

El primero implica cambios en el carácter o calidad del paisaje. La estimación del impacto depende de los efectos que se produzcan sobre elementos que confieren al paisaje su carácter o diferenciación.

El impacto visual está relacionado con los cambios que sufren las posibles vistas del paisaje, y los efectos que estos cambios ejercen en las personas. Su valoración depende fundamentalmente de los impactos sobre las vistas (intrusión, obstrucción o mejora de la visión) y de la reacción de los observadores que pueden ser afectados.

Estudiar únicamente el impacto visual considerando alcances visuales definidos, tratando de limitar por un lado la complejidad del análisis paisajístico y, por otro, obtener resultados de visibilidad acordes con la incidencia real de la percepción desde cada punto de observación produce sobreestimaciones del impacto sobre el paisaje.

Autoría

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.